Ocio/Actividades

Los interesados por la historia tienen una cita en los pueblos del municipio de Losacino con puntos de excepcional interés, como sus asentamientos castreños y, sobretodo, la fortaleza del Castillo de Alba, en un espectacular entorno, con un merendero y un arroyo a sus pies.

La belleza de la zona y su carácter agreste permiten realizar todo tipo de actividades relacionadas con la naturaleza, como senderismo o el cicloturismo, puesto que la red de caminos es lo suficientemente variada como para permitir practicar este deporte o recurrir a carrera alguna.

Los amantes de la naturaleza pueden observar especies escasa en otros lugares, pudiendo verse sin excesiva dificultad corzos, zorros, jabalíes, y, con algo más de suerte incluso lobos. Y surcando los cielos, todo tipo de aves, águilas culebreras, milanos, alimoches… y multitud de pájaros de toda especie y condición.

Y para quienes gusten de la caza o la pesca, el término dispone de amplios espacios donde abundaran todo tipo de especies cinegéticas.

Las actividades acuáticas y el baño pueden realizarse en aguas del río o del embalse

Podemos sumergirnos en el mundo tradicional, donde podremos conocer todo tipo de construcciones populares, costumbres, tradiciones, música, danza, atuendos..con una riqueza difícil de igualar. Las numerosas fiestas locales, patronales, romerías…ofrecen al visitante la oportunidad de disfrutar tanto de ritos tradicionales como todo tipo de actividades lúdicas.

Losacino

Los montes de Losacino son especialmente apropiados para la práctica de las actividades cinéticas y, en las orillas del embalse, se pueden practicar tanto el baño como la pesca en diferentes lugares.

Muga de Alba

En Muga hay varias zonas donde se puede pescar, en las orillas del embalse. En la laguna del Campo abundan las ranas, y es un lugar donde paran a descansar algunas aves migratorias en sus viajes anuales. Sobre los negrillos del entorno del pueblo abundan los nidos de cigüeña.

Vide de Alba

En Vide hay varios lugares para bañarse en el embalse, que llega hasta sus pies. Desde el mismo pueblo, al caer la tarde, puede verse como bajan los corzos en grupos familiares a abrevar al río o al embalse. También podemos contemplar aves como la tímida cigüeña negra o el alimoche.

Castillo de Alba

Castillo se encuentra rodeado por sus aguas del embalse, ofreciendo varios puntos para pescar o bañarse con facilidad, siendo el lugar preferido por la gente el situado en la parte baja del pueblo y, también, junto al puente que comunica con el vecino pueblo de Muga.