Iglesia de Santa Eulalia

Carecemos de información documental sobre el origen de la iglesia de Santa Eulalia, de la que disponemos tan solo de unas vagas referencias ya del siglo XVIII. Sin embargo, sus aspectos tipológicos y las pinturas murales de su presbiterio, fechadas en el siglo XVI, muestran un origen, cuando menos, dos siglos anterior a estas menciones escritas. En este sentido, se conserva sobre la iglesia en los archivos parroquiales documentación de 1620, que nos indicaría al menos su existencia ya en ese momento.

Se trata de un templo pequeño, de sillarejo y mampostería, de formas cúbicas en el que se aprecian distintos añadidos y reformas. Es de nave central única con cubierta a dos aguas y gran cabecera cuadrangular, a las que se han ido sumando otros cuerpos; un pórtico de entrada al sur con tres arcos sobre columnas simples, entre éste y la espadaña un almacén convertido en servicio, con una sacristía y una cilla adosadas a la nave por el noroeste.

En el interior, debe mencionarse el gran arco  triunfal de piedra arquitrabado entre la nave y ábside, así como la techumbre de de madera pintada y barnizada, con un patrón vegetal en los tirantes, pares, cuadrales y asientos, en la nave central, ábside y sacristía. Custodia además el templo varios retablos tardo-barrocos, entre ellos el mayor que alberga la talla de la patrona, una pila bautismal de piedra, quizá medieval, un púlpito decorado y un coro sencillo de madera a los pies, desde el que puede accederse al husillo y al cuerpo de campanas. Su interior se encuentra enlucido, pero su picado en la zona de la cabecera reveló la presencia de pinturas murales figuradas y geométricas de gran interés.

En cuanto a su estado de conservación, muestra algunas deficiencias por desgaste y suciedad. Ha sido recientemente objeto de mejoras en el tejado. Presenta líquenes en el exterior, carpinterías defectuosas, ataques de xilófagos, una inadecuada instalación eléctrica y evidencias de las humedades que afectaron al su zona Suroeste antes del cambio de cubiertas.
La presente intervención en el marco del proyecto Románico Atlántico se centrará en la  iluminación y monitorización de la iglesia.